BLOG DE MARIA CINTA MONTAGUT

miércoles, 22 de junio de 2011

Sigo caminando

El rugido del oso,
el ulular del viento,
los lobos,
el vuelo de las águilas
y de los cormoranes,
el caribú acechando en la espesura.
En esta tierra solitaria y fría
la vida es dura
pero el viajero sabe
que el camino
no ha sido nunca fácil
que la ruta se pierde
y la distancia
cada día es más larga
y ya nunca se puede
volver atrás.

 Yukon Territories










2 comentarios:

  1. Cuando nacemos traspasamos el punto de no retorno. Sólo queda ir hacia delante.
    Un poema muy bonito!

    ResponderEliminar